Publicado en Notas familiares

Retomamos la publicación

En primer lugar una disculpa. Hace meses que no paso por aquí, casi un año, ni siquiera para contestar los comentarios. En la última mudanza despisté los cuadernos de la abuela y me llevé tal disgusto que la sola idea de entrar aquí me ponía mala uva.

Muchas gracias a todos por venir aquí y ayudar a completar las recetas y aportar vuestras opiniones y vuestro granito de arena.

Finalmente aparecieron los cuaderno y de nuevo puedo publicar las recetas de mi abuela (las que quedan) por ver la luz. Espero que las disfrutéis, yo ahora no puedo que estoy a régimen riguroso.

Anuncios
Publicado en Notas familiares

La cocina paso a paso

La cocina paso a paso es un “blog” de un señor que la verdad es que no sé de dónde saca tanta energía. No sólo tiene la cocina paso a paso, dónde publica recetas de todo tipo, con fotografías de todos los pasos(Yo me animé a preparar su conejo al ajillo y me salió estupendo), tiene otras seis páginas dedicadas a esto del buen comer:

  1. Comentarios a eventos gastromicos: aquí habla de concursos, seminarios, presentaciones…
  2. Sección de libros antiguos: descúbrelo tu mismo, yo casi lloro de la emoción.
  3. Recetas con historia e historia de la gastronomía.
  4. Conferencias sobre temas gastronómicos
  5. Vagabundeando por los libros, cómo no, libros de gastronomía.
  6. La cocina de cada día. Menús para cada día, los hay para para uno que se queda solo viendo la fórmula1.

Ameno, interesante y con fundamento 🙂 . No hay más remedio que quitarse el sombrero. Si te gusta cocinar, es una visita obligada.

Publicado en Notas familiares

Estoy de vuelta

Cómo habéis podido ver, estoy de vuelta y otra vez publicando recetas. Todavía quedan muchas. Siento haber estado todos estos meses ausente, pero tenía problemas familiares urgentes que atender y me quedé sin conexión.

Ahora ya tengo de nuevo cámara,conexión y algo más de tiempo para transcribir las recetas. A ver si nos sale algo rico!

Publicado en Notas familiares

Feliz Navidad familia!

Hace un frío de pelotas y se me ha acabado la parafina (sólo a mí se me ocurre comprarme una estufa de parafina, pero en un apartamento tan pequeño, me da miedo el butano). Así que aquí estoy congelada de frío pero decidida a felicitaros las navidades. No quiero ni pensar en mi factura de la luz.

Pulsad para ver la felicitación

 Pulsando en la foto, podréis ver mi felicitación de navidad 😉

Publicado en Notas familiares

Larga interrupción

Siento la larga interrupción. El problema ha sido que me he quedado sin cámara. El día de mi cumpleaños (el 12 de octubre) la saqué porque pensé que sería divertido pero no debería haberlo hecho, al 4º gintonic descontrolé la cámara. Pensé que la había perdido del todo pero no. Una amiga me dijo que estaba en casa de una de las chicas que estuvo en la fiesta, todas habíamos descontrolado las cámaras y las tenía algún otro. Todos han recuperado su cámara menos yo.

Desde entonces he estado intentando recuperarla. Dos meses persiguiendo la cámara. Cuando no estoy ocupada y no puedo, es “se me ha olvidado”, hoy no puedo, hoy tengo prisa y hoy ya no te cojo el teléfono. No le da la gana de devolverme la cámara y no le da la gana y ni siquiera tiene la más remota idea de lo que tiene entre manos. Ya lo único que me queda es mandarle a alguien que le rompa las gafas o algo, pero francamente ponerme a ese nivel me parece lamentable (además de que me meterían en la cárcel y no me merece la pena).

Así que mi maravillosa Olympus Camedia de un modelo que ya no se fabrica y que hacía unas macros de flipar (y que me costó 700 eurazos que todo hay que decirlo) ha muerto. Sin esa cámara este blog con sus fotos de las recetas corre un serio peligro. Tengo la reflex, pero no tiene capacidad para macro (los accesorios son muy caros y el proceso de aprendizaje largo y complicado), así que cuando surja un “jeroglífico” no sé muy bien lo que voy a hacer. No sé, intentaré escanearlo o algo, no tengo dinero para comprarme otra cámara. O a ver si encuentro algún alma caritativa con una buena cámara que me haga el favor 😦

Publicado en Notas familiares

Esto parece que se anima

Estos días en Madrid parece que han sido fructíferos en lo que a este ‘blog’ se refiere. La tía Maricarmen me ha dejado el cuaderno de cocina que la abuela le regaló cuando se casó. El cuaderno, como todos los cuadernos de la gente que de verdad cocina, estaba muy usado, con post-its, anotaciones, hojas sueltas, había incluso recetas apuntadas en facturas, que la tía ha ido recopilando a lo largo de muchos años de ser la mejor cocinera de la familia.

En un primer momento pensé en fotocopiarlo, pero me dio miedo que perdieran algún papelito o rompieran algo y estuve ahí remoloneando sin saber muy bien que hacer. El último día, mientras veíamos una peli infame en la tele, me dije que no podía dejar pasar una oportunidad como esa por mi indecisión, cogí unos folios y me puse a transcribir resignadamente al menos las recetas de la abuela que nos faltaban en los otros cuadernos, la receta de sopa de pescado y la de los chipirones en su tinta que la tía recomendaba como muy buenas.

Mi letra, como puede verse, no es mucho mejor que la de mi abuelaHabía copiado ya 3 ó 4 recetas (ver la foto a la derecha) cuando se hizo la luz, me había llevado la cámara. Pensado y hecho, la puse en modo macro y ahí me lancé. Tendríaque haber sido más profesional, poner las recetas sobre una mesa y fotografiarlas desde arriba o algo, pero quería ver la peli y estar con mi tía un rato. Cómo no pretendía ganar un concurso de fotografía, utilicé las funda de las gafas de mi tía para inclinar un poco el cuaderno, puse el flash en automático y fui pasando las páginas una por una y fotografíando las recetas, no todas pero si la gran mayoría de las escritas mano (también había algún recorte de periódicos y revistas que no fotografié).

La tía guarda también la famosísima receta de vichisoisse de mi madre, pero escrita por mi padre y titulada “la vichisoisse de mabelita”, no pudimos encontrarla. A ver si otro día tenemos más suerte, porque mi versión me la dió mi madre hace poco tiempo y cómo es creativa con las recetas, es más que posible que haya variaciones entre la que tengo yo y la receta original. La leyenda dice que se la sacó al cocinero de jockey (pero es sólo una leyenda extendida por ella misma, si alguien puede confirmarlo, lo agradeceremos).

Cómo resultado de toda esta operación abrimos un anexo al Volumen II de los cuadernos de cocina, gracias a la generosidad de la tía Maricarmen.

Publicado en Notas familiares

Volumen I: Introducción

Para la primera edición de las recetas de un cuaderno olvidado, estuve durante semanas tecleando sin parar. Lo imprimí en casa, lo fotocopié, “encuaderné”, los envolví en papel de regalo y los repartí entre la familia en las navidades del 99.

La segunda edición ha tomado formato de ‘blog’ y a medida que va tomando forma, me parecía que sin la primera edición, el proyecto se quedaba cojo. Así que aquí está esta primera edición y que mejor introducción que la que escribí en su día.

En un principio, pensé editar el volumen I del los cuadernos en una página aparte, pero al final, he llegado a la conclusión de que es un gasto inútil de energía y de recursos. Así que cada día publicaremos 2 nuevas recetas, una del Vol I y otra de este segunda segunda edición.

Aquí tenéis la primera edición de las “recetas de un cuaderno olvidado”. En él he pretendido reunir las recetas de la abuela que estaban en unos viejos cuadernos, muy manoseados. También he pedido a todos los miembros de la familia que contribuyan con 2 recetas propias, para de esta manera tener un libro de recetas de y para toda la familia. Desgraciadamente, al cierre de esta edición, me ha sido imposible conseguir las recetas de Juan y de Angel, pero prometo que en la segunda edición (cuya aparición podemos agradecer a la tía Mª José, que me ha prestado otro cuaderno de recetas de la abuela) intentaré por todos los medios que aparezcan.He dejado las recetas tal y cómo vienen, sin cambiarles ni una coma, por lo que es necesario tener unos ciertos conocimientos de cocina para llevarlas a buen término; incluso, en algunas ocasiones, es necesario algo más que conocimientos de cocina: grandes dosis de imaginación, puesto que algunas recetas son meros apuntes, tomados a toda prisa en los que faltan algunos pasos.

Que disfrutéis de todas ellas y

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

Madrid, 22 de Diciembre de 1999